El propósito de este estudio, que consta de ocho lecciones, es que usted encuentre su verdadera identidad en Cristo y pueda decir como Pablo: “... y ya no vivo yo, más Cristo vive en mí...” (Gálatas 2:20). Es curso forma parte de la fase de consolidación de discípulos. En un recurso valioso  para hacer seguimiento a los nuevos creyentes, y para entrenar a otros e iniciarlos en el proceso de discipular.