La filosofía ministerial no es el plan, pero como producto de esta, tendremos un plan certero y asertivo. La filosofía ministerial no es la pasión, pero como producto de esta, la pasión será enfocada poderosamente en el cumplimiento de nuestros objetivos ayudándonos a no perder el tiempo en asuntos no esenciales.

Todos tenemos una filosofía ministerial, no importa si eres pastor, plantador, pastor asociado o líder en cualquier área de la iglesia, todos la tenemos y es esta la guía y responder las preguntas de lo que hacemos o no. Estoy seguro que este curso le bendecirá y guiará como lo ha hecho conmigo.