Cuatro lecciones que introducen la teología de Pablo, con un énfasis en su escatología. Pablo proclamó con pasión las buenas nuevas de una salvación individual en Jesucristo. Pero muchos cristianos creen equivocadamente que éste fue el corazón de la teología de Pablo. De hecho, las ideas básicas subyacentes a los escritos de Pablo son algo diferentes.
Pablo enseñó que la salvación ante todo no se trata con individuos siendo salvados de la ira de Dios. Más bien el evangelio se trata del triunfo de Cristo y del reino de Dios. Se trata con Dios redimiendo y recreando a los cielos y a la tierra a través de Jesucristo, y con nuestra participación en esa tierra renovada.